Ir al Home - Classic Feng Shui Ir a - Home Classic Feng Shui Ir a - Feng Shui Research Center
maripoza
El principio Yin Yang

El principio Yin Yang: Buscando el equilibrio

publicado en la revista Ranking Marcial

por Vania Yotova

El FENG SHUI sienta sus bases más primitivas sobre la visión taoísta del origen y el movimiento perpetuo del universo. Según esta teoría, todo lo existente proviene de una matriz única llamada Tao. Tao es ciertamente indefinible, como lo expresó el gran sabio chino Lao Tze en su obra “Tao Te King”: “El tao que puede nombrarse, no es el tao verdadero”. A esta nebulosa idea del vacío, que contenía la energía que daría el chispazo inicial a la cadena que engendraría todo lo existente en el cosmos, se llamó wuji (wuchi) – sin extremos, el vacío. Sin embargo, Tao se manifestó y de su expresión nació la luz dentro de la oscuridad y el movimiento dentro de la quietud, comenzando el proceso de diferenciación de los polos opuestos – luz/oscuridad, movimiento/quietud, pero al mismo tiempo regulándose en un camino de mutuo control. Es lo que conocemos como taiji (taichi) –el gran extremo. Significa que el universo esta unido y nada escapa al ciclo de gestación, nacimiento, desarrollo, muerte y renacimiento. La imagen del Tai Chi es una esfera, aunque la representamos como circulo por comodidad. La parte blanca representa yang y la parte negra yin. El punto blanco dentro del yin y el punto negro dentro del yang demuestran que hay yin dentro del yang y hay yang dentro del yin. Es decir, nada es absoluto, todo es relativo.

El carácter chino para la palabra Yin representa la ladera sombría de la colina, es gente cubierta por un techo, es la nube que tapa y oculta el sol.

El carácter chino para Yang es la colina soleada, el sol sobre el horizonte, los rayos solares, es movimiento. Representa el día y el sol, que es por excelencia la energía yang.
De acuerdo a esta interpretación se hacen analogías de Yin y Yang en la naturaleza y en los seres humanos, es decir, todo lo luminoso, calido, tendiente al ascenso y activo pertenece al Yang y contrariamente, todo lo oscuro, frío, tendiente al descenso y la inactividad, pertenece al Yin.
· Yin y Yang en la naturaleza:

YIN YANG
Luna Sol
Noche Día
Frío Calor
Agua Fuego
Blando Duro
Húmedo Seco
Femenino Masculino
Valle Montaña
Sombra Luz
Atrás Adelante

· Yin y Yang en el ser humano:

YIN YANG
Abdomen Espalda
Interior Exterior
Parte inferior del cuerpo Parte superior del cuerpo
Sangre Qi (energía)
Sustancia Función
Ying qi Wei qi

Todo en la Tierra es yin o yang, son los opuestos que se complementan y le dan equilibrio y armonía al universo. De acuerdo a la filosofía china, el mundo y todo lo que en él existe, está hecho no de fuerzas opuestas irreconciliables, sino de dos elementos que siempre son correlativos y cambiantes.
Estas dos fuerzas presentan cuatro características básicas:

- oposición y restricción mutua: en todos los fenómenos de la naturaleza existen al mismo tiempo dos aspectos, cielo y tierra, frió y calor, abajo y arriba, fuego y agua, que se oponen y definen a la vez.

- interdependencia: la relación de interdependencia entre Yin y Yang significa que cada una de las partes depende de la otra y ninguna puede existir aisladamente al separarlos se acabaría la vida.

- crecimiento y reducción: Yin y Yang no existen en forma estática, son dinámicos, cambian continuamente; el crecimiento de uno implica la reducción del otro, es la condición del equilibrio dinámico.

- transformación: Yin y Yang se transforman uno en el otro, cada uno contiene la semilla del otro. El día se vuelve noche, la noche se vuelve día. En todas las cosas existe un aspecto Yin y un aspecto Yang. Cada cosa puede ser Yin o Yang según la relación en que se encuentra.

En la práctica del Feng Shui las fuerzas del Yin y Yang se reflejan en nuestro entorno y una de sus tareas mas importantes es encontrar y mantener el equilibrio entre estas fuerzas para así lograr ambientes armónicos. El mundo físico que nos rodea: montañas, ríos, calles, edificios, paisajes naturales y estructuras hechas por el hombre, es un campo permanente de interacción de las energías de la naturaleza que afecta profundamente el ser humano.

La idea del Feng Shui es lograr el equilibrio en una casa, y a través de éste, el equilibrio en la gente que la habita. Lo que estamos buscando en realidad es el equilibrio yin-yang.

Cuando no lo hay, se está generando un Qi no deseable.

Si un lugar es muy oscuro, húmedo, desordenado, saturado de muebles, tiene pocas ventanas y no circula el aire, habrá mal Qi. Esto repercutirá en la salud y relaciones de las personas que viven en ella. Se presentaran problemas respiratorios, gripe, depresión y tristeza. Y al revés, un lugar demasiado iluminado, con grandes ventanales que no filtran la luz solar, demasiado caluroso, música muy fuerte y mucho alboroto, inevitablemente produce stress, dolor de cabeza, irritación y peleas, alteraciones del sueño por la falta de tranquilidad y descanso.

Aplicando estos aspectos a la casa, nos damos cuenta que las diferentes áreas de esta también pueden ser yin o yang según el uso que le damos. Esto nos permite una organización mas armoniosa que tendrá como resultado una vida mas saludable. Por lo general la parte delantera de la casa es para las actividades yang, ahí están el comedor, la sala, la cocina y el área de juegos de los niños. En la parte de atrás se ubican los dormitorios, es el área de descanso, es yin.
No se necesitan grandes cambios ni tampoco invertir mucho tiempo y dinero para lograr el equilibrio deseado que transformara la casa en un lugar acogedor y saludable.
Para crear espacios Yang podemos tomar en cuenta las siguientes sugerencias:
Las ventanas grandes y despejadas ayudan a disipar el exceso de energía yin que se puede acumular en las habitaciones pequeñas y abarrotadas.
Eliminar las cortinas y dejar entrar a la luz solar en el comedor, la cocina, la sala de estar o el estudio.
Agregar cortinas de colores alegres.
Las paredes blancas son muy yang, porque son luminosas.
Pintar algunas paredes de un color yang: rosados, amarillos e incluso rojos.
Abrir a menudo las ventanas y ventilar el cuarto o la habitación, haciendo circular la energía en el entorno.

Podar los árboles muy cercanos a las ventanas, asi se abrirá paso a la luz del exterior.
Colocar en un lugar visible bonitos floreros con flores frescas, recién cortadas.
Tener una mascota, un acuario y muchas plantas.
Pero si lo que se necesita es contrarrestar el exceso de energía yang de la habitación u hogar, entonces se aplican los remedios para crear energía yin.

Utilizar colores fríos para la decoración de paredes interiores.
Mantener las cortinas serradas o bajar las persianas para disminuir la luminosidad excesiva.
También, se podrían colocar cuadros que representen lagos y ríos, para hacer presente la presencia del elemento agua.
Evitar tener demasiada luz en la casa y por supuesto no encender luces rojas, esto incrementaría la presencia de energía yang.
Algunos expertos aconsejan la utilización en alguna habitación de un foco de color azul, a manera de suavizar el fuerte exceso Yang.

La aplicación correcta de los principios del Yin y el Yang nos permite elegir el mejor lugar para vivir y trabajar, también nos permite cambiar estos lugares y mejorarlos. El estudio y la práctica del Feng Shui nos proporciona las herramientas para lograr el equilibrio y la armonía que todos buscamos.

Todos los derechos reservados 2008 © Vania Yotova S. Teléfonos: (56-2) 2 207 5880 - (09) 8290034
Sitio web optimizado para resolución de 1024 x 768 px o superior.
Feng Shui Global Directory - On-line Guide for Feng Shui Consultants!